Tarab + Artificial Memory Trace’s “Obex” reviewed by Oro Molido

Objeto, actividad, cambio, transformación; estos son los cuatro parámetros por donde deambulan las composiciones de AMT (Slavek Kwi) y Tarab. Utilizando fuentes sonoras de distinta naturaleza grabadas in situ, ambos artistas reciclan sonidos transformados de insectos, o el movimiento de las plantas, objetos, materiales…. A través de la escucha se describe lo que es un paseo sonoro; donde están presentes el cambio y la transformación, y cómo, ambos, ensamblan sus procesos de activación conforme entran en contacto con los materiales que van encontrando a su paso, y cómo el conjunto de la grabación va tomando una forma poética. Los micrófonos actúan a modo de zoom como si de una lente focal se tratara. Con los mínimos recursos disponibles el proceso de mezcla se ha realizado casi al unísono, conforme se va procediendo a la transformación de los objetos. Esa facultad para describir los paisajes sonoros de una forma natural es lo que Slavek Kwi describe como pinturas sonoras electroacústicas de un lugar específico. Mientras que, en la cara A de la casete, ambos artistas exponen sus grabaciones por separado, en la cara B se dedican a procesar las piezas a través de los parámetros expuestos referentes al objeto, actividad, cambio y transformación. Se trata por lo tanto de resaltar unos sonidos con respecto a otros en su proceso de reciclaje hasta su total desconfiguración. Como habéis podido comprobar leyendo estos comentarios, los sonidos creados por un artista, son foco de atención para otras posibles interpretaciones a partir de la transformación de las fuentes sonoras, creando así una nueva pieza. Rogelio Pereira

This entry was posted in Reviews and tagged , , . Bookmark the permalink. Comments are closed, but you can leave a trackback: Trackback URL.
  • Tags

  • Categories

  • Archives